La luna es terrícola


La Super-Luna del 16 de mayo en Varsovia, Polonia.
Crédito: Wladyslaw Wojciechowski

Me llega por Noticias de la Ciencia que la Luna es terrícola. O sea, que en contra de lo que se pensaba hasta ahora, el origen geológico de nuestro satélite es el mismo que la Tierra. Lo explican porque han comprobado que la distribución de isótopos de titanio es la misma en la Tierra que en la Luna. Y la distribución de isótopos es como la huella dactilar de un planeta desde su formación.

En primero de carrera tuve un lamentable profesor de Geología que dedicó más de un mes a hablar de la Luna. Supongo que estaría dando a la vez un curso de doctorado o algo así, y pensaba que con eso nos iba a entretener, en vez de explicarnos cosas más mundanas como la Tierra… Nos hizo memorizar la lista de los 24 minerales del satélite. Sólo recuerdo uno: la armalcolita, un mineral que al parecer sólo se daba en la Luna y no existía en la Tierra. El nombre viene de Armstrong, Aldrin y Collins, que son los que se la trajeron de vuelta después de su periplo. Más tarde se ha encontrado que sí se da en la Tierra ese mineral.

O sea, que en el fondo todos somos un poco lunáticos…

Acerca de Tomás Gómez-Acebo

Soy vicerrector de Alumnos de la Universidad de Navarra, profesor de Termodinámica de Tecnun-Universidad de Navarra, e investigador en el departamento de Materiales del CEIT-ik4.
Esta entrada fue publicada en Astronomía, Ciencia y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s