Por qué se cerró Cuatro Vientos en la JMJ


El sábado 20, día de la vigilia de Cuatro Vientos, a media tarde se cerraron las cuatro puertas de acceso, generando un caos no pequeño en las puertas, y la consabida indignación de los que se quedaron sin entrar. Yo estaba a cargo de un grupo de voluntarios en la puerta 2 (Este). Escribo aquí mis impresiones de lo que sucedió. De todos modos, estos incidentes y otros se ponen en contexto en esta entrevista con Yago de la Cierva.

Este plano de los accesos puede ayudar a situarse.

Accesos a Cuatro Vientos JMJ

  • Las puertas de acceso se abrieron a las 8 de la mañana. De hecho los voluntarios del turno de mañana estaban allí desde las 7. La vigilia estaba prevista a las 20:30.
  • Los peregrinos fueron ocupando los sectores asignados; en muchos casos, desplegando tiendas de campaña, sacos de dormir, etc., lo que resultó una densidad menor que la prevista por la organización.
  • Hacia las 5 de la tarde, muchos de los sectores estaban ya colapsados. Muchos peregrinos empezaron a desbordar los sectores, ocupando los viales (por donde debía pasar el Papa), la pista de vuelo (reservada para vehículos de emergencia) y zonas no habilitadas. En esta foto de la tarde del sábado, puede verse que hay zonas poco densas (los sectores al pie de la foto eran los más lejanos a las entradas), y mucha gente fuera de los sectores.Cuatro Vientos la tarde del sábado 20
  • Hacia las 17:30 o 18h, ante la posibilidad de haber superado el aforo, la policía decidió cerrar las tres entradas de peregrinos con acreditación (1, 2 y 3), y redirigir a la puerta 4. Lo malo es que el recorrido de la puerta 2 a la 4 era de más de 2 km (unos 40 minutos), y sin certeza de que no la hubieran cerrado también.
  • Un poco antes, se había producido una avería en la tubería principal de agua; la carencia de agua provocó un espectacular aumento de golpes de calor, y más nervios.
  • Mientras, un helicóptero de la policía sobrevolaba el aeródromo, tomando fotos para procesarlas en un programa de cálculo de aforos.
  • Cuando llegó el Papa, prescindió del paseo entre las parcelas, por la ocupación que habían hecho de ellas los peregrinos. No dio tiempo a evacuarlas.
  • Una vez que el Papa estaba en el estrado, y comprobado que podía entrar más gente, hacia las 20:30 la policía decidió abrir algunas de las puertas (al menos la 2, donde yo estaba). Para entonces mucha gente se había ido hacia la puerta 4, para peregrinos sin acreditación.
  • Poco después se desató la espectacular tormenta, pero eso no tuvo nada que ver con las puertas.

Mi opinión:

  • Los que aparecieron por Cuatro Vientos a las 6-7 de la tarde lo hicieron bajo su responsabilidad. A los que tenían invitación se les había dicho que estuvieran a las 17h. Los que así lo hicieron entraron sin problemas.
  • De todos modos, los incidentes no fueron lo más significativo. Frente a más de un millón dentro del aeródromo, calculo que les afectó el cierre a unas 20.000 personas.
  • Por mi parte, nos perdimos la vigilia (nuestro turno de puerta era de 15 a 23h), pero fue una gozada poder servir a los demás.

Acerca de Tomás Gómez-Acebo

Soy vicerrector de Alumnos de la Universidad de Navarra, profesor de Termodinámica de Tecnun-Universidad de Navarra, e investigador en el departamento de Materiales del CEIT-ik4.
Esta entrada fue publicada en Iglesia y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Por qué se cerró Cuatro Vientos en la JMJ

  1. Efrén dijo:

    Gracias por la explicación. Esto es un asunto menor en el conjunto de la JMJ, pero me parece que las cosas fueron un poco diferentes. Nadie nos dijo que teníamos que llegar antes de las 5. Y hubiera sido igual, porque el problema no fue la hora, sino que la gente que estaba dentro no respeto sus espacios y que de hecho todavía cabía más gente. Si todos hubieramos llegado antes, hubieran cerrado a las 2, siguiendo la misma lógica.
    Eché en falta más información, saber si se podría entrar más tarde, los picnic pagados que nunca llegaron y al menos una disculpa pública, una palabra de comprensión. Porque no hicimos nada mal: ibamos a la hora y teníamos acreditación pagada para nuestra zona. Y por cierto, eramos multitud en la zona de no acreditados.
    Dicho esto, de verdad, lo importante fue la JMJ, los días estupendos de Madrid y la maravilla de peregrinos multicolores que inundó la ciudad esos días.
    Efrén

    • tgacebo dijo:

      Gracias por tu comentario, Efrén. Mi intención en este post era transmitir lo que vi. Creo que la entrevista a Yago de la Cierva también aclara algo las cosas.
      Un abrazo,
      Tomás

  2. Javi Tolsá dijo:

    Hola Tomás,

    Por mi parte y la de mi grupo, fui uno de los que se quedó fuera. Entiendo perfectamente que un evento como estos es difícil de organizar, mas si cabe cuando (gracias a Dios) la cantidad de peregrinos (o su hora de llegada) supera las expectativas. Ante eso, no tengo ninguna “queja”, por que lo comprendo.

    Sin embargo, y en mi opinión de “afectado”, creo que no se puede justificar este pequeño incidente (si los números son correctos) diciendo que había peregrinos sin acreditación, o que ocuparon mal las zonas…

    En cualquier caso, lo que mas ampollas levantó en aquel momento (aunque el espíritu era positivo y alegre, dada la naturaleza del evento) fue que nadie tenía información. Los que estábamos allí no teníamos ni idea de que estaba pasando y a cada voluntario o policía que se le preguntaba daba una respuesta distinta y el servicio de megafonía no decía nada. Y es precisamente en este punto, donde considero que se podría haber actuado de una manera diferente. Yo no necesitaba entrar (que me hubiese encantado), necesitaba alguien que me explicase que estaba pasando.

    Un abrazo,

    • tgacebo dijo:

      Estoy de acuerdo contigo, Javi. Yo hubiera puesto megafonía en las entradas, y así se lo comenté a una periodista de EFE que me entrevistó el lunes por la mañana. Aunque de hacerlo así, en la zona de las entradas también se acumularía gente, generando otro problema.
      Pienso que lo que pasó es que hasta que la policía no estaba segura de que cabía más gente (después de analizar las imágenes del helicóptero), no volvió a abrir las puertas.
      Un abrazo,
      Tomás

  3. Diego Barrio dijo:

    Lo que llamas “mi opinión”, además de datos falsos, es desconsiderado. 1. Miles de personas con acreditación no recibieron ninguna noticia de que debían llegar antes de las 17h. Eso es FALSO. 2. No se quedaron fuera 20.000, sino 200.000. 3. Dentro había MILES de personas sin acreditación, que se os colaron porque os desbordó el proceso de acceso. 4. Para dar más información contábais con todos los medios de comunicación que lo retransmitían, además de vuestro twitter oficial QUE NO INFORMÓ DE ESTO Y SIGUIÓ ANIMANDO A QUE LA GENTE FUERA HACIA CUATROVIENTOS. 5. Me parece muy bonito que dogas que te la perdiste y que eso no te disgusta porque fuiste a servir, pero otros fueron de peregrinos, pagaron por entrar, reservaron con tiempo, recorrieron miles de km y se dejaron miles de euros para cruzar el Atlántico y se quedaron en la calle sin recibir explicaciones. Todos coincidimos en que la JMJ en general fue un éxito, pero no pasa nada por decir la verdad, reconoceré los errores y pedir perdón por las cagadas, que las hubo, y ésta fue de las gordas.

    • tgacebo dijo:

      Diego,
      Gracias por tus comentarios. De todos modos, los voluntarios no somos la organización. Nos pusimos desinteresadamente a su disposición para lo que hiciera falta, y en mi caso una de las tareas supuso participar en el cierre temporal de la puerta 2. En este post escribo lo que vi, nada más.
      El problema no creo que fuera la gente que entró sin acreditación (sigo pensando que no fueron muchos), sino que los peregrinos ocuparon mucho más espacio que el previsto. Y claro, llegaban a su sector grupos de 20 peregrinos, no encontraban sitio para desplegar juntas sus 20 esterillas, y se iban a otro sitio. Eso generó el desorden y la sensación de aforo desbordado..
      Después, una vez que la policía comprobó desde al aire el aforo real, permitió la reapertura de las puertas.

  4. Antonio dijo:

    Hola Tomás,

    Yo también estuve en la puerta dos, pero por fuera. Como dice algún otro comentario, que la JMJ haya sido un éxito y que todos tratemos de remar en la misma dirección no debe llevar a obviar los errores, creo que enormes, que se cometieron.
    Dejar fuera de un recinto a 200.000 personas (o 20.000, me da igual) que han pagado su entrada es una cagada descomunal. Si en lugar de en la JMJ esto hubiese pasado en otro evento seguramente acabaría con cargas policiales y sería la única noticia al día siguiente, pero gracias a Dios, nadie estaba por liarla.
    Los que allí estábamos llamamos a los voluntarios que conocíamos (yo a algunos de la puerta 1 y 3), preguntamos a la policía (porque vosotros en ningún momento os acercásteis a las vallas a dar ninguna explicación), buscamos noticias en la web de la JMJ, en el twitter oficial y llamamos al call center de la organización, que no funcionaba. Ni la más mínima información.
    Creo que nos merecíamos esa información y, sobre todo, una disculpa en condiciones, pero lo único que se hizo por la megafonía fue culpar a los que tenían su esterilla extendida donde podían. Autocrítica, cero.
    Al margen de esto, repito, la JMJ fue una experiencia maravillosa. A ver si la organización también se da cuenta de que una cosa no quita la otra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s