Recomendaciones ante un examen


Me han pedido que recomiende algunas ideas a los que se presentan a los exámenes finales. Ahí van algunas cosas sobre la marcha (de paso estreno este blog):

Ante un examen final, recomiendo:

  • Lo primero, planificar el tiempo de que disponemos para contestar cada pregunta o problema, sabiendo que hay que dejar además un tiempo de colchón. Por ejemplo, si tenemos 120 minutos y hay que hacer tres problemas, podemos asignar 30 minutos para cada problema, más 30 minutos de colchón. Durante el examen, hay que tener el tiempo bajo control. Los relojes de las aulas nos sirven de ayuda para esto.
  • Se debe empezar por la pregunta que mejor sabemos: es un error tratar de contestar por orden.
  • Si vemos que nos atascamos en una pregunta, antes de consumir todo el tiempo es mejor saltar a otra pregunta.
  • Un examen es un informe: se debe cuidar la presentación. Es decir: buena letra (legible); sin faltas de ortografía (esto incluye acentos); explicando lo que vamos haciendo, aunque sin enrollarse: no limitarse a encadenar fórmulas; los gráficos deben ser claros.
  • Cuando hay que calcular muchos datos en un problema (por ejemplo, los problemas de Termo), es mejor agruparlos en una tabla, más que ir poniéndolos en lista. Sin embargo, la tabla no es un crucigrama blanco: no es obligatorio calcular todas las propiedades de todos los puntos.
  • En problemas numéricos, todas las magnitudes que se calculen deben ir con sus unidades: no sólo la solución final, sino también todos los cálculos intermedios. Se debe usar el Sistema Internacional, con los prefijos adecuados. Por ejemplo, una potencia puede ir en vatios(W), kilovatios (kW) o megavatios (MW). Recuérdese que la k de kilo (kilómetro-km, kilovatio-kW, kilogramo-kg…) es k MINÚSCULA. La K mayúscula son los Kelvin, unidad de temperatura.
  • El resultado final del problema se debe resaltar; basta un recuadro. Hay gente que parece que lo quiere esconder. Si en el enunciado hay un lugar concreto para escribir el resultado, hay que ponerlo ahí (aunque además haya que mostrar cómo lo hemos calculado).
  • Si un resultado es ilógico, conviene indicarlo expresamente. Por ejemplo, la cilindrada del motor de un coche no puede ser de 7 metros cúbicos; ni una temperatura puede ser menor que -273 ºC.
  • Al finalizar, conviene dedicar unos minutos repasar lo escrito.
  • Y no olvidar ir al baño antes del examen.

Acerca de Tomás Gómez-Acebo

Soy vicerrector de Alumnos de la Universidad de Navarra, profesor de Termodinámica de Tecnun-Universidad de Navarra, e investigador en el departamento de Materiales del CEIT-ik4.
Esta entrada fue publicada en Educación y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Recomendaciones ante un examen

  1. tgacebo dijo:

    Aquí queda el documento final, publicado en la web de Tecnun.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s